El síndrome de intestino irritable afecta principalmente al intestino grueso. Algunos de los principales síntomas son cólicos abdominales, distensión y cambios en los hábitos intestinales, en algunas ocasiones puede llegar a producir diarrea, estreñimiento o incluso ambos. Hoy no existe un factor ...